Viaje al norte de la India 5a parte

9:00


La noche anterior había tenido un bajón tremendo, me acababa de enterar que al Taj Mahal no se podían entrar aparatos electrónicos, y yo llevaba mi precioso ordenador

Comencé a mirar a todos sitios y no había un solo sitio en la habitación donde poder esconderlo y que estuviera seguro, y evidentemente, no había caja de seguridad

Notaba como la cabeza me daba vueltas

Busqué mucho por internet, y leí que en el Taj que había taquillas, pero que si querías encontrarte lo que dejabas dentro, mejor no meter nada. Muy alentador

Dejarselo a los "responsables" del hotel ni se me pasaba por la cabeza, tenían una cara de gangster para flipar


En ese punto y con toda la rabia que tenía dentro, solo se me ocurrió empezar a buscar una habitación en un hotel de 5 estrellas

Todos estaban completos

Mi hermana se puso a dormir y sin que me viera, lloré, y confieso miré billetes de avión. No podía aguantar más en ese país

Después de mucho mucho pensar y desahogarme por whatsapp, solo pude hacer una cosa, borrar todo el contenido del ordenador y encomendarme. No tenía otra salida

Esa mañana teníamos que ir al Taj, por no querer, no quería salir ni de la habitación, pero había hecho ese viaje para ver el Taj y no me iba a volver sin verlo, aunque en ese punto no me hacía ya ni pizca de ilusión


Por suerte salimos y había muchísima niebla, y si íbamos a ver la puesta, no íbamos a poder ver nada

Lo único que conseguía era aplazar el problema un día

Así que volvimos a la cama y pasadas unas horas volvimos de nuevo a la calle, esta vez, para ver el fuerte de Agra

La gente del hotel nos había presentado a un conductor de rickshaw, de "confianza", parecía de todo menos necesitado a juzgar por la ropa que llevaba, y sinceramente, hubiera preferido dar mi dinero a alguien que lo necesitara más

Pero no teníamos elección


La primera parada fue el fuerte de Agra, el lugar donde el emperador Shah Jahan fue encerrado por su propio hijo, y desde donde podía ver la tumba de su esposa que le había construido

A la vuelta muchas personas me han preguntado ¿Que tal los palacios del Rajasthan?

Y bueno... en mi caso estuve en shock desde que puse un pie en la India, y eran impactos constantes, por lo que los palacios me dejaban indiferente

De ahí le dijimos nos llevara a comer, a un vegetariano del que había leído muy buenas crítica en TripAdvisor, el Shankara

El camino hasta allí fue de infarto, ya que este restaurante estaba en los alrededores del Taj, o sea, de lo más turístico de la ciudad, y el tráfico era brutal


Y eso no debía ser un problema si en una calle mega estrecha donde solo pasa una moto, quisieran pasar dos rickshaws, una bicicleta, tres motos y gente

En este viaje perdí todas las vidas que tenía

A la vuelta, fuimos a ver el baby Taj. Compramos los tickets en la puerta y cuando quisimos entrar, un señor nos cogió las entradas sin hacerles nada

Nos quedamos paradas, nosotras queríamos la entrada de recuerdo, se la pedimos y nos la devolvió. Esto nos hizo pensar

Ellos cogen las entradas, no las marcan ni rompen y luego las revenden, quizá no lo hagan con todas, pero sí con muchas

Y de ahí, dirección a ver el Taj desde la otra orilla del río


Vimos por la carretera muchísimas telas de colores extendidas, no teníamos claro si estaban así para que se secaran, si las estaban tiñendo o para venderlas

Llegamos al río, no había nadie, tan solo un padre y un hijo, y casualmente, catalanes

La verdad es que la vista desde esa orilla era espectacular, no sabía como debía ser tenerlo de frente, pero la verdad, es que parecía muchísimo más idílica

Antes de volver al hotel, quise "arriesgarme" por una vez y le pedimos al conductor nos llevara a alguna zona comercial

Comercial al estilo indio, que es con paraditas hasta en las medianas de la carretera

La verdad es que fue divertido, era un empacho visual tremendo porque por todos sitios había cosas y gente totalmente nuevas para nosotras

"Farmacias", barberos, "dentistas" y tiendas con casi todo su mercadería caducada, tremendo

Vimos claro que más nos valía no ponernos malas en ese viaje

QUIZÁS TAMBIÉN TE GUSTE

7 comentarios

  1. Recuerdo perfectamente mi primer viaje a India. Era el año 2004 y aterrizamos en Varanasi procedentes de Kathmandú. Si Nepal ya había sido un shock para mí, llegar a Varanasi en pleno monzón, sobrevolando un aeropuerto del cual solo se veía el tejado, y finalmente aterrizando (o haciendo aquaplanning) fue el click que necesitaba. Estaba esperando los equipajes (llevados a mano desde el avión, nada de cintas) y el agua me llegaba a las rodillas, con todo tipo de cosas flotando, y me dije "Nena, toda tu vida has querido venir a India. Adáptate o coge un vuelo a casa" Me adapté y aunque lo pasé mal, me gustó. Ahora bien, nunca lo recomiendo a nadie y desde luego, solo he vuelto por obligación de trabajo, nunca por placer.

    La India es diferente y aunque te la expliquen mucho. cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

    Preciosas fotos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón. Fui en el año 1994

      Eliminar
    2. madre mía, si para mi ya ha supuesto un shock, ahora que te leo no quiero ni imaginármelo. te doy la razón, y es algo que he pensado mucho, por mucho que te cuenten o leas, hay que vivirlo, porque es difícil explicarlo y hacerse a la idea

      un beso

      Eliminar
  2. Me encanta tu cuaderno de bitacoras sobre tu viaje a la India. Creo que estás dando una visión muy real del país y de lo que implica hacer un viaje de éstas características.

    Me siento dividida, no sé si quiero ir y vivirlo en mis propias carnes o salir huyendo lo más lejos posible.

    Un abrazo y suerte con este nuevo proyecto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias! ha sido mi experiencia personal, no te dejes influenciar. hay quienes han tenido buenas experiencias, y conozco algunas de ellas. creo en este viaje he cometido algunos errores, ya os haré una conclusión y razonamiento para que puedas verlo claro

      un beso!

      Eliminar
  3. Me encanta este blog!! Ya te seguía en tus otros dos blogs, pero este me ha llegado aún más hondo! Eres una artista en el mundo blogger y lo has dejado claro con este tercer espacio. Esperaré ansiosa todas tus entradas para inspirarme y preparar futuros viajes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jolin gracias!! quería un espacio todavía más personal y me alegra que te haya gustado, que feliz me haces! :*

      Eliminar

Los enlaces no están permitidos en los comentarios por favor, no los añadas.