Diario de viaje a Maldivas 2016 - días 8 y 9

18:00


A las 11h de la mañana habíamos quedado que nos recogerían las maletas para llevarnos al Coco Palm Bodu Hithi, un resort situado a tan solo 15 minutos de Banyan Tree Vabbinfaru.

El mar estaba extra calmado, de esos días que piensas en que hay una falsa calma y que pronto se iban a acercar las lluvias.

Como ya es habitual aquí, nos vinieron a recibir a nuestra llegada y después de realizar el check-in, fuimos a comer al Wine Loft. La comida fue exquisita y eso era tan solo un aperitivo de cómo iban a ser los próximos días.


Después de comer nos acompañaron a las habitaciones… y qué habitaciones, madre mía. Una cosa es verlo en foto y otra en directo. Sin palabras.

Ahora mismo que escribo estas líneas estoy viendo desde la cama cómo llueve sobre la piscina y sí, es una piscina, ¿pero quién puede ver una piscina tan bonita desde la cama?

Después de explorar la habitación, fuimos a la playa… era preciosa, arena muy blanca, aguas muy azules y hasta hamacas con preciosos toldos. No podía ser todo más perfecto.

Esa tarde la tuvimos libre y aprovechamos para descansar, dar la vuelta a la isla y por supuesto, bañarnos.


Por la noche fuimos a cenar al restaurante Stars… y alucinamos todos con la cena y los platos. Yo me pedí de primero foie gras caramelizado y de segundo langosta, estaba todo exquisito.

Sin duda si algo hemos aprendido estos días es que si te gusta comer bien, este es tu resort, la comida es la mejor que he probado con diferencia en Maldivas.

A la mañana siguiente quedamos a las 7,30h para hacer snorkel prácticamente todo el grupo. Habíamos mirado el mapa de la isla y justo delante del spa del resort, que estaba muy cerca de nuestra villa, teníamos una zona de arrecife.

Empezamos a nada y oye, no estuvo nada mal, una tortuga y una manta, dos animales que no son fáciles de ver. No estuvimos mucho rato porque una de las veces que levantamos la cabeza, vimos que nubes oscuras se acercaban y que el aire se había levantado.

Aquí hay que vigilar mucho estas dos señales, porque pasa muy poco tiempo desde que lo ves hasta que empieza a llover con violencia sobre el mar, y puede ser peligroso ya que las corrientes pueden ser fuertes.


Así que antes de que comenzara a llover salimos del agua, y quedamos por encontrarnos para el desayuno.

Nosotras desayunamos bastante rápido, porque a las 10h teníamos hora en el spa del resort, y es que Coco Palm Bodu Hithi tiene premio Traveler al mejor spa del Océano Índico y había que probarlo a ver si era verdad.

Nos atendieron dos balinesas que nos entregaron una toallita refrescante y un té delicioso, ellas nos iban a realizar el masaje de 50 minutos.

Fueron encantadoras, nos acompañaron a la sala donde dos camillas tenían como cabecera el mar de infinitos turquesas y una mini piscina infinity, no se le podía pedir más.


Por supuesto nos realizaron un masaje balines y como lo disfrutamos, no puede haber nada más placentero que darte un masaje un día lluvioso, por la mañana y después de desayunar, ¡para meterse en la cama directamente!

Al acabar aprovechamos para hacer algunas fotos porque un lugar así, bien merecía un recuerdo.

QUIZÁS TAMBIÉN TE GUSTE

2 comentarios

  1. QUERÍA PREGUNTARTE ACERCA DE LA TEMPORADA EN Q EN LAS NOCHES EL AGUA BRILLA PUDISTE VIVIR ALGO ASI?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, en las islas que estuve no existe el efecto, existe en algunas muy concretas pero el transporte es muy muy caro si quieres ir a verlo expresamente.

      Eliminar

Los enlaces no están permitidos en los comentarios por favor, no los añadas.