Guía práctica de viaje para ruta en coche por los parques nacionales de Estados Unidos

9:00


Todavía pienso que fue solo un sueño y cuando vuelvo a ver fotos del viaje, se me pone la piel de gallina. No puedo creer haya tenido tantas maravillas frente a mis ojos.

Durante largo tiempo había tenido la idea de que este, era un viaje caro, pero ha resultado no ser así.

No he hecho la suma completa, pero rápidamente verás que no es tan caro como pensabas... y vale mucho la pena hacerlo.

Me hice listas interminables de cosas que quería contarte, hay demasiado que organizar y sé las dudas asaltan, así que si me dejo algo, no dudes en preguntarme.

LA ORGANIZACIÓN DEL TIEMPO


Solo tenía dos cosas claras, el día de llegada a Los Ángeles que fue el 8 de abril y que el día 22 de abril teníamos que estar en Las Vegas, lo que ocurriera entre medias no me preocupaba en absoluto.

Estoy cansada de viajes que vas a toque de pito, quería disfrutar, pararme donde me apetecieria, hacer mil fotos, disfrutar del momento... si en un lugar me quería quedar 2 días en vez de 1, poder hacerlo.

Y si quedaban cosas por ver... pues otra vez sería. Quería disfrutar del camino, y así lo hicimos.

Reservábamos alojamiento de un día para otro a través de Booking, en función de lo que al día siguiente tuvieramos planeado hacer.

Podríamos haber buscado alojamiento el mismo día y para la misma noche, pero me parecía un lío empezar a preguntar por los diferentes moteles precios, servicios...


LA RUTA


Me había hecho un listado con todos los parques y sitios que no debíamos perdernos, y los pasé a Google Maps porque me era más fácil para consultar. Puedes ver desde aquí el mapa.

Mucha información no es que encontrar por internet, como siempre no me resolvían las dudas que yo tenía del tipo... ¿Cuánto tiempo necesito para ver el Zion Park? ¿Qué ver exactamente? ¿Cuánto tiempo hay desde X a X? ¿Visita por la mañana o tarde?

Vale sí, no quería planificar pero tampoco ir y perderme mil cosas por el camino.

Hay algo que aprendí el primer día y que quiero tú también lo tengas en cuenta: no conduzcas de noche, nunca.

La ruta es tan tan alucinante, que a cada paso hay muchísimas cosas por ver, aunque no te pares, así que disfrutar del paisaje es lo más increíble.

Si conduces de noche te los pierdes, y al día siguiente dar marcha atrás es un sin sentido.

Así que como te he comentado con lo poco que encontré en internet no tenía suficiente, así que además también me compré en Amazon la guía Southwest USA & Las Vegas y este mapa de carreteras, y la verdad es que nos fueron geniales.

La guía de California ya la tenía de mi anterior viaje y por supuesto, también me la llevé de casa.

Ahora que hecho la vista atrás estoy super contenta de la ruta que hicimos, no nos dejamos nada y disfrutamos mogollón, solo desearía poder volver y repetirlo pero esta vez, haciéndolo durar muchísimo más.


EL COCHE


De alquiler por supuesto.

Solo íbamos mi hermana y yo, y aunque nos hubiera gustado otro mucho más chiripitifláutico como no, cogí el modelo más sencillo que Avis ofrecía y que tenía maletero suficiente para las 2 maletas grandes: el Ford Focus.

¿Sorprendida? sí, Avis fue la compañía más barata que encontré, 17 días 350$. Además ese precio incluía el seguro a todo riesgo, las 2 aseguradas como conductoras y kilometraje ilimitado. No pagamos ningún otro añadido.

Y no, no me retuvieron dinero de la tarjeta de crédito en concepto de garantía.

Hace 9 años cuando hicimos la costa oeste, pagamos por una mini van 1200$ para 3 semanas, y además nos retuvieron como 4000$ en la tarjeta de crédito.

Yo tenía en mente ese precio y era lo que más me tiraba atrás de todo, porque podría desmontarnos el mini presupuesto que llevábamos.


LAS GASOLINERAS


Otra de las cosas que me preocupaba, porque cuando hice la costa Oeste en un par de ocasiones, casi tienen que venir a rescatarnos.

Es importante tengas en cuenta que en la ruta que hicimos, por si la haces igual o similar, desde Page hasta Zion Park, estás un poco dejado de la mano de Dior.

Dejas de encontrar pueblos grandes, grandes superficies... y la distancia entre pueblos es un poco más grande. Eso sí, los que hay, la mayoría tienen gasolinera.

Nosotras nos propusimos que en cuanto llegáramos al 50% del depósito, empezábamos a buscar gasolinera.

Eso nos permitía 2 cosas: la primera evidentemente no quedarnos tirada, y la segunda, poder comprar precios.

Existe libertad total y absoluta, tanta, que puedes encontrar una gasolinera frente a otra y que haya una diferencia de 0,50$. Una exageración.

Allí no van por litros, sino por galones: 1 galón = 3,785 litros

El precio que pagamos por galón fue de lo más variado, fue de 2,49$ a 3,81$, y no era un tema de la ubicación de la gasolinera, ni porque estuviera perdida en la nada, la marca... todavía no lo entendemos muy bien.

Otra cosa importante, en cada gasolinera se pone la gasolina de forma diferente.

Ambas conducimos desde hace años y paños, pues en muchas ocasiones nos tuvieron que ayudar porque no éramos capaces de acertar en cómo se tenía que poner.

Ellos mismos nos reconocieron que era un sin sentido.

Y otra cosa, allí no puedes decir "ábreme la manguera que voy a llenar el depósito" no, primero tienes que decir cuánto quieres poner, pagar y luego ponerla.

En caso contrario, el "gasolinero" te pide le dejes la tarjeta de crédito mientras tú pones gasolina. Algo que no me gustaba en absoluto (El año pasado en Nueva York me duplicaron la tarjeta, de ahí mis desconfianza).


EL ALOJAMIENTO


Todo fue a través de Booking, me era muy cómodo.

La noche de antes hacía un cálculo aproximado del tiempo que tardaríamos en hacer la ruta del día siguiente, y calculaba aproximadamente donde podíamos dormir.

Todo fueron moteles de carretera, miraba opiniones, servicios y tenía claro que no quería gastar más de 65$/noche por habitación doble.

Y reto conseguido, pagamos de 45 a 65$ por noche, y el 90% de los moteles donde nos alojamos tenía el desayuno incluido, así que hay que contar que ahí, nos ahorramos bastante dinero.

Comíamos como ceporrillas, vaya, como lo hacen los yanquis: huevos, patatas, bacon, salchichas... con eso teníamos energía hasta la hora de cenar.

Como íbamos en el coche, llevábamos mini despensa: galletas, patatas, agua... así que si por A o por B nos picaba el gusanillo, teníamos algo a lo que echar mano.

Otra cosa más, la mayoría de moteles tienen lavandería pero en plan te lo haces tú.

Un cuarto con lavadoras y secadoras abierto a todos los huéspedes del motel, por 1,50$ te haces una lavadora y por 1,50$ más, la secas.

En USA hay muchísima gente que viaja en caravana o hacen roadtrips, por lo que es algo que es habitual.


LA COMIDA


Es muy americana, tienes que mentalizarte que verde... poco vas a ver.

Nosotras comprábamos en los supermercados para hacer ensaladas, sopas Campbell, pan de molde... y en los moteles en muchas ocasiones nos preparábamos la cena.

Prácticamente el 100% disponen de microondas, nevera y cafetera.

Así que los días que comíamos fuera, era principalmente para comer un plato de pasta, pero poco más destacable.

Con respecto a los precios no me parecieron exagerados para nada, lo normal de USA, alrededor de 12-15$ por plato contundente.


Bueno, creo que en general no me he dejado nada pero lo dicho ¡silba!

QUIZÁS TAMBIÉN TE GUSTE

7 comentarios

  1. Parece todo sacado de película! Gracias por esta guía práctica de viaje, algún día quiero animarme e ir a ver los parques nacionales de EEUU, así que seguiré estos buenos consejos! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta, así de parecido preparé yo mi viaje a Tailandia, y me también me salió muy muy bien de precio. Pero con este viaje me lo has puesto mucho más fácil. Gracias!!!

    ResponderEliminar
  3. Qué ganas de hacer la ruta! Pero con dos peques es imposible! Más o menos puedes hacer el cálculo del gasto total?
    Bss!

    ResponderEliminar
  4. Llevo años soñando con este viaje! Ya tengo la guía practica perfecta! Gracias

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Me gustó tanto tu viaje q voy en septiembre para alla! Una pregunta, el coche lo llevabas alquilado desde España o lo alquilaste alli? Muchas gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, gracias Noelia! :D

      Eso es, lo alquilamos con Avis y desde España, no quería arriesgarme a no poder elegir coche o que el precio fuera más caro. Por norma siempre es más caro al momento que si reservas con tiempo online, aparte de eso como te digo, te arriesgas a que si necesitas un coche pequeño, solo queden 4x4 con el coste que eso supone.

      Buen viaje!

      Eliminar
  6. Mira que hace poco estaba pensando justamente en viajar por los parques nacionales de EU y casualmente me encontré esta entrada viendo tus blogs (me suscribí al de "mamá quiero ser blogger" jeje). Ahora tengo una idea de como hacerlo ;)

    ResponderEliminar

Los enlaces no están permitidos en los comentarios por favor, no los añadas.